Dirigir la adoración y tocar el piano

Posted by admin on September 11, 2012

Tocar el piano puede ser una ventaja dominante a la hora de dirigir la adoración. No voy a entrar en los aspectos técnicos del piano, pero cuando usted está comenzando a requerir a entender que no se trata de ti, es en todo momento sobre el Señor! Si usted está dirigiendo la adoración, tal vez usted lo están haciendo desde el piano a ti mismo, o quizás usted está funcionando con un pianista. De cualquier manera, es útil para reconocer un poco sobre cómo el piano con fuerza puede tirar de su culto que lleva en conjunto y elevarlo a la adoración de alta.

Recuerde, no hay nada que hacer, cuando se trata de adoración, es acerca de usted. Como pianista adoración de su función es la de ayudar a la iglesia el cuerpo adorar a Dios. De hecho, si usted está considerando la adoración por el líder de adoración a tocar el piano, se debe adorar a Dios con su piano y su voz, y sin lugar a dudas toda su vida. Al liderar, que desea encontrar un lugar donde usted sólo tiene que entregar al Señor y permitir que su corazón va, confiando en Su Espíritu para tirar todos juntos, y relajarse en él y se limita a disfrutar de la adoración.

Al dirigir la adoración es un activo de mamut para poder tejer las canciones juntos para que su culto se convierte en líder de un flujo continuo. Lo hago tocando una guitarra, pero es igual de válida que ver esto con el piano, por eso si usted está jugando o alguien más, yo lo veo como una preocupación principal para ser capaz de mezclar las canciones juntos. Esto le permite dirigir la adoración, con un importe mínimo de la charla entre canción y canción, y permite a la audiencia a fluir y disfrutar de una experiencia continua, toda la adoración.

Otra habilidad que un piano puede aportar a vuestra merced que lleva es la capacidad de influir en el estado de ánimo, quedarse callado en algunos lugares, cada vez más a la alabanza y la ruidosa celebración y subir las claves para elevar el nivel de culto. Un piano puede ser ruidoso y silencioso, suave y estridente, por lo tanto, si usted no está tocando el instrumento, es necesario tener una estrecha relación con su pianista, y la capacidad de comunicarse de manera satisfactoria sus deseos e intenciones, como usted es dirigir la adoración.

Pianistas, sin embargo, se enfrentan a muchas dificultades a la hora de dirigir la adoración. En primer lugar, tienen una tendencia maravillosa de meter a todas las diferencias, todas las posibilidades con las notas. El piano es un instrumento que puede jugar un montón de notas, y parece que una gran cantidad de pianistas quieren llenar cada hueco único con una oleada de notas. Si usted es el culto que va desde el piano, intente reproducir una cantidad menor. Si usted es dirigir la adoración sin el piano, solicitar su pianista que toque menos, con largas cuerdas, y tratar de comunicar a los que “menos es más.”

Un segundo problema es que muchos jugadores de piano están vinculados en la partitura, y lo encuentro muy complicado para improvisar fuera de lo que está escrito. Esto está más extendido entre los jugadores del piano en lugar de los guitarristas, por la sencilla razón de que la mayoría de los guitarristas de lectura los acordes, no escritas de música, y un montón de pianistas que esto puede ser una barrera gigantesca para realmente relajarse y dejarse ir en la adoración.

He aquí una propuesta polémica: tratar de quitar la música del pianista, y los obligan a tocar de oído. Aceptar, se quejarán y el odio por él al principio, pero en ningún momento a todo lo que se elevará a la ocasión y comienzan a desempeñar un papel más abierto, más estilo ungido. Lo he hecho en numerosas ocasiones con magníficos resultados, pero puede que tenga que darles algunos acordes solo para recordarles lo largo del camino.

Pero tenga en cuenta, cuando usted está dirigiendo la adoración, ya sea desde el mismo piano o con un reproductor de piano, el objetivo del ejercicio para guiar a otros en una experiencia de adoración profunda y tremenda con el Señor. Esto es mucho más importante que tocar las notas correctas, cantando las mejores palabras o hacer las últimas canciones igual que se escucha en el CD de adoración. La adoración es de Él, y su culto implica que conduce a llevar a la gente a Él de una manera nueva y maravillosa.

Si deseas conocer más acerca de las técnicas de dirigir la adoración, visite nuestro sitio para recibir información gratuita y consejos para mejorar su estilo de dirigir la adoración.

Categories: Software

Comments are closed.